Descripción del evento

Algunas preguntas frecuentes sobre la enfermedad celíaca
Profesora Isabel Polanco
Catedrática de Pediatría .Facultad de Medicina. Universidad Autónoma de Madrid. España.

Qué es la enfermedad celíaca?
La enfermedad celíaca consiste en una intolerancia al gluten de los alimentos que puede cursar con síntomas muy variados digestivos y/o extradigestivos, una lesión de gravedad variable de la mucosa del intestino delgado superior y aumento de anticuerpos específicos. Como consecuencia, se establece un defecto de utilización de nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas, sales y vitaminas) a nivel del tubo digestivo. Esta intolerancia es de carácter permanente, manteniéndose a lo largo de toda la vida y solo se presenta en personas genéticamente predispuestas a padecer la enfermedad.
¿Qué es el gluten?
El gluten es la mezcla de proteínas que está presente en la harina de trigo (incluyendo todas las especies de trigo tales como el trigo duro, la espelta y el kamut), y otros cereales como el centeno, la cebada, la avena (en menor proporción), o sus variedades híbridas.
¿Cuál es la causa de la enfermedad celíaca?
A pesar de la enorme importancia de los HLA-DQ2/DQ8 y de la TG2 en la etiología de la EC, está claro que deben de existir otros factores implicados en ella, puesto que aproximadamente el 40% de la población caucásica expresa estos HLA y solamente el 1% de la misma sufre de EC. Probablemente tengan gran importancia, además de la ingesta de gluten, algunos factores ambientales como la presencia de infecciones intestinales o situaciones de estrés digestivo.
¿Y cuáles son los síntomas?
En el niño pequeño varían, dependiendo del momento de la introducción del gluten en la dieta. Los síntomas más frecuentes son diarrea crónica, vientre abombado, vómitos, falta de apetito, irritabilidad y cansancio, pérdida de peso y retraso del crecimiento.
En el niño mayor y en el adolescente puede no haber síntomas digestivos y presentarse la enfermedad como una anemia ferropénica rebelde al tratamiento con hierro, estreñimiento, talla baja y retraso de la menarquia.
En el adulto la enfermedad también puede cursar con manifestaciones digestivas clásicas, si bien lo más frecuente es que consulten por anemia ferropénica resistente al tratamiento, molestias abdominales, estreñimiento, episodios de diarrea, dolores óseos y articulares, infertilidad, abortos recurrentes, malnutrición, etc.

¿Todos los celíacos padecen de diarrea?

No; de hecho, alrededor de la mitad de los adultos y muchos niños celíacos no presentan diarrea en el momento del diagnóstico. Incluso pueden consultar por estreñimiento. Se trata de un trastorno cuyos síntomas varían notablemente de unos pacientes a otros, pudiendo afectar a cualquier parte del cuerpo.
¿Hay algún método analítico que permita diagnosticar la enfermedad celíaca?
El diagnóstico de la EC no puede establecerse exclusivamente por datos clínicos ni analíticos. Los marcadores serológicos, como los anticuerpos anti-transglutaminasa tisular (AtTG) son de gran utilidad para confirmar la sospecha diagnóstica, si bien es imprescindible la realización de una biopsia intestinal.

¿ Que es la enfermedad celíaca silenciosa?
La que cursa con ausencia de síntomas en personas con predisposición genética para padecer la enfermedad, anticuerpos elevados y mucosa intestinal con atrofia de las vellosidades intestinales. También se la conoce como enfermedad subclínica.
¿Es cierto que la enfermedad celíaca celíaca sólo se padece en la infancia?
Es totalmente falso. Puede desarrollarse a cualquier edad de la vida, en personas con riesgo genético a padecerla y que consumen gluten
¿Es cierto que se debe de ser delgado para poder ser diagnosticado como celíaco?
No es cierto y, de hecho, hay celíacos obesos.
¿Hay alguna predisposición genética a desarrollar la enfermedad?
Sí. Actualmente es conocido que la enfermedad no surge únicamente por la exposición al gluten y proteínas afines, sino a través de una combinación de factores, entre los que se incluyen una predisposición genética y alteraciones en la mucosa del intestino delgado, que hacen que su pared sea inusualmente permeable.
¿Los hijos de una persona celíaca, tienen mayores probabilidades de ser también celíacos?
Aunque la enfermedad celíaca tiene un cierto componente hereditario, no se transmite de una forma predecible. En general, quien tiene un pariente cercano celíaco (padre, madre, hijo, hija,…) tiene una probabilidad de 1 entre 10 de ser también celíaco (bastante mayor que el 1% de personas afectadas que existe entre la población general).
¿Es cierto que la enfermedad celíaca solo afecta a personas de origen europeo?.
Falso. La enfermedad celíaca afecta a personas de todos los grupos étnicos y es común en Europa y América del Norte, así como América del Sur, Oriente Medio , África del Norte y también se han descrito casos en la India.
¿Tiene cura?
No; la enfermedad celíaca no tiene cura, por lo que el riesgo de actividad, cuando se come gluten, permanece durante toda la vida. Ahora bien, la persona celíaca que sigue correctamente el tratamiento es una persona sana que come “diferente”
¿Cuál es el tratamiento más eficaz?
El único tratamiento eficaz es una dieta sin gluten, y debe seguirse durante toda la vida.
Si soy celíaco y consumo productos libres de gluten, ¿podré dejar de ser celíaco en el futuro?
No. De acuerdo con los conocimientos médicos actuales, esta hipersensibilidad a la ingestión de gluten tiene un carácter permanente y, por tanto, el celíaco lo es de por vida. Ahora bien, la calidad de vida del celíaco que sigue correctamente la dieta sin gluten, puede ser muy buena.
Un celíaco que siga estrictamente la dieta sin gluten ¿presenta algún síntoma especial?
No. El celíaco que no ingiere gluten es una persona sana y con buena calidad de vida.
¿El solo contacto del gluten con la superficie de la piel, es ya suficiente para afectar negativamente al celíaco?.
No, el gluten sólo causa problemas si es ingerido. No puede ser absorbido a través de la piel.
¿Será posible dar con un tratamiento curativo de la enfermedad celíaca?
Hay razones para ser optimista. Los investigadores están abordando el tema desde distintos puntos de vista, entre ellos: degradar los fragmentos de gluten indigeribles, de modo que no provoquen una respuesta inmunitaria, intentar que el intestino sea menos permeable al gluten, vacunar a los pacientes con determinados fragmentos de gluten, evitar que la transglutaminasa tisular estimule la respuesta inmunitaria, etc. Sin embargo, ninguno de los procedimientos mencionados ha participado todavía en los ensayos clínicos pertinentes.