Descripción del evento

“HOLA, SOY CELIACO. ¿ME PUEDE INFORMAR QUE PLATOS DEL MENÚ PUEDO COMER?”
Las personas celiacas tienen que formular esta pregunta en la mayoría de establecimientos cuando salen a comer fuera de casa.
Lamentablemente en Uruguay son pocos los establecimientos que tienen el conocimiento de cómo se realiza correctamente una dieta sin gluten y las personas celiacas tienen que dar en la mayoría de las ocasiones una clase magistral de lo que se puede o no comer si tienes intolerancia al gluten.
Afortunadamente ACELU brinda capacitaciones y ayuda con aquellos establecimientos que desean vender comida para celíacos para que quienes manipulan sepan no solo cómo hacerlo, sino también qué es la celiaquía y cuánto puede afectarnos si ellos no nos cuidan.
Si tú que estás leyendo esto y eres uno de esos empresarios o personal que aún no sabes cómo tratar al cliente celiaco, te damos una serie de consejos que nunca te debes saltar para que el cliente se vaya satisfecho.

  • PERSONAL CORRECTAMENTE FORMADO:

Es muy importante que el personal de cocina reciba formación en enfermedad celiaca y dieta sin gluten. Por otro lado los camareros también deben conocer cómo tratar al cliente celiaco, y si no saben contestar alguna de las preguntas que este plantea es mejor responder que lo consultara con el personal de cocina. Un camarero que responde bien a las preguntas y demuestra seguridad consigue la tranquilidad del cliente celiaco. Si todos los camareros no disponen de este tipo de formación, lo recomendable es que uno sea el encargado de atender al cliente celiaco y sea el que responda a todas sus dudas y preguntas. Puedes ponerte en contacto con la asociación de tu país para que te asesoren e informen sobre su programa de formación de restaurantes.

  • EVITAR LAS CONTAMINACIONES CRUZADAS:

Evitar las contaminaciones cruzadas es muy importante, pero recuerda que no somos extraterrestres. El cliente celiaco puede comer en la misma vajilla y utilizar la misma cubertería que los demás. No por ser intolerante al gluten tenemos que utilizar vajillas y cuberterías de plástico. Es bueno extremar las medidas de seguridad, pero todo tiene un límite. Por otra parte está prohibido poner los cubiertos en el mismo recipiente o cesto que el pan ya que de esa manera el cliente celiaco educadamente te pedirá que por favor los cambies por otros.

  • UN MENÚ CLARAMENTE CLASIFICADO:

Es imprescindible señalar claramente en el menú cuales son los platos que puede o no consumir el cliente celiaco. Se puede diferenciar con la leyenda “sin gluten” o “apto para celiacos”, o bien con algún símbolo identificativo (en caso que este habilitado).

  • MANTENER EL PRECIO:

Los productos para celiacos no siempre tienen porque encarecer el precio final del menú, aunque el margen de beneficio sea menor, es bueno mantener el mismo precio ya que por ser celiaco no debemos pagar más.

  • OFERTAS Y PROMOCIONES ESPECIALES: 

Son muchas las estrategias que las empresas utilizan actualmente para atraer a los diferentes clientes. Es recomendable que en esas ofertas también se incluyan los menús sin gluten ya que el no hacerlo supone una manera de discriminar al cliente celiaco.

  • UN BUEN POSTRE:

Y para ser el restaurante perfecto para las personas celiacas puedes tener un buen postre sin gluten. Siempre el disponer de las mismas opciones como “fruta” puede resultar aburrido. Muchos establecimientos disponen de dulces o postres elaborados sin gluten que son una delicia y seguro serán la guinda final para conseguir que el cliente celiaco vuelva. Y recuerda que no volverá solo, sino que volverá con todos sus familiares y amigos e incluso con otros clientes celiacos.Por lo demás, como cualquier otro tipo de cliente, todos los añadidos que un buen servicio supone por parte del establecimiento y el personal son imprescindibles.

Fuente: FACE y ACELU

Vídeos