Descripción del evento

La mejora de un intestino dañado por la enfermedad celiaca no diagnosticada va más allá de la simple elección de una dieta libre de gluten.

Las principales recomendaciones que brindan los expertos y profesionales en el tema  son:

1.Aumentar la ingesta de productos altos en fibra, en vitaminas y minerales.     Ej: frutas y verduras. De esta manera ayudamos y apoyamos el crecimiento de las bacterias buenas en nuestra microbiota intestinal y acabar con las moléculas que nos producen inflamación.

2. Reducir al mínimo los productos ricos en azúcares refinados . Ejemplo: azúcar; refrescos ; golosinas; dulces; etc) y productos libres de gluten procesados (todo aquello que venga envasado, empaquetado, listo para consumir, ej: galletitas; alfajores; snacks; etc) que pueden alimentar a las bacterias malas y empeorar el desequilibrio en la microbiota.

3.Incluir alimentos fermentados de forma natural y fuentes de probióticos  o suplementos en su dieta para apoyar el crecimiento de las bacterias buenas.

4.Trate de mantener una dieta diaria que cuente con 6-7 porciones de frutas y verduras para bajar la inflamación.

5.Condimentar con hierbas y especias naturales. Esto nos ayuda a bajar la inflamación adicional. El ajo, el jengibre, la cúrcuma, romero, tomillo, canela, eneldo, albahaca.

6.Elija fuentes de grasa anti-inflamatorias tales como el aceite de pescado, almendras,  nueces, lino y aceite de oliva siempre que sea posible.

13215554222

Fuente: FACE